PORTAZO DE MÁXIMO EN RECHAZO AL ACUERDO CON EL FMI

Máximo Kirchner renunció a la presidencia del bloque de diputados del Frente de Todos en rechazo al acuerdo con el FMI anunciado por Alberto Fernández. De todos modos, anunció que seguirá en el bloque y «facilitará» la tarea del presidente y «su entorno», dice el portal La Política On Line.

«Es mejor dar un paso al costado para que, de esta manera, él pueda elegir a alguien que crea en este programa del Fondo Monetario Internacional, no sólo en lo inmediato sino también mirando más allá del 10 de diciembre de 2023», informó en un extenso comunicado, en lo que fue su primera declaración tras el anuncio del acuerdo.

De esta manera, Máximo se diferencia del Gobierno y oficializa un virtual fractura en la bancada oficialista que si bien puede no expresarse en las votaciones complicará la dinámica parlamentaria hasta 2023, en la que el Frente de Todos no tiene mayoría en la Cámara de Diputados.

En su carta, el ya ex jefe de bloque marcó sus diferencia con la negociación con el FMI, al que le recomendó no contratar economistas caros, «sino gente que sepa apretar prometiendo el infierno si no se hace lo que ellos quieren».

«No aspiro a una solución mágica, sólo a una solución racional. Para algunos, señalar y proponer corregir los errores y abusos del FMI que nunca perjudican al Organismo y su burocracia, es una  irresponsabilidad. Para mí lo irracional e inhumano, es no hacerlo».

«Al fin y al cabo, el FMI demuestra que lo importante no son las razones ya que sólo se trata de fuerza. Quizás su  nombre debiera ser Fuerza Monetaria Internacional. Y como veo que siempre se interesan por  los gastos, podrían ahorrar en economistas caros ya que para hacer lo que hacen sólo basta con  los gastos, podrían ahorrar en economistas caros ya que para hacer lo que hacen sólo basta con gente que sepa apretar prometiendo el infierno si no hacen lo que ellos quieren».

Máximo recordó que en 2020 aprobó la renegociación con los bonistas  a «pesar de estar en profundo desacuerdo con algunos de sus artículos. Comprendí el contexto y arreciaba la pandemia», señala al texto, que el diputado escribió con sus asesores este lunes.

«No lamento haber brindado un trato que no fue recíproco. Entendí desde el momento en que CFK nos dio la instrucción de construir el Frente de Todos que lo  sucedido hasta su conformación no podía obturar lo que vendría. Lamentablemente fui uno de  los pocos que actuó de esa manera», acusó.

«Algunos se preguntaran qué opción ofrezco. En principio, llamar a las cosas por su nombre: no   hablar de una dura negociación cuando no lo fue, y mucho menos hablar de «beneficios». La  realidad es dura. Vi al presidente Kirchner quemar su vida en este tipo de situaciones».

Máximo prometió trabajar en la agenda legislativa que se viene. Incluyó algunas leyes enviadas por Matías Kulfas, uno de sus enemigos en el Gabinete, como la ley automotriz y de cannabis medicinal. Y otras que no fueron tenidas en cuenta como el acceso a la tierra y la de envases.

«Ojalá todo salga en los próximos años como el sistema político, económico y mediático argentino promete y mis palabras sean las de alguien que en base a la experiencia histórica solo se equivocó y no hizo otra cosa que dejar un lugar para seguir  ayudando. No busco estar a la izquierda, ni mucho menos a la derecha de nadie, categorías que ya no alcanzan para explicar la realidad», se despidió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.