8 de febrero de 2023

MITO O VERDAD: ¿SE PUEDE MEZCLAR CARNE CON CEREALES?

Por el dr Alberto Cormillot

Existen afirmaciones vinculadas con la alimentación que poco se relacionan con la evidencia científica, sino que están basadas en creencias populares. Qué tener en cuenta a la hora de sentarnos a la mesa

Los otros días estaba con un colaborador de muchos años, cuya esposa es una colaboradora de hace muchos años, y me dijo que había comido. Básicamente, me contó su plato y me dijo: “Bueno comí la carne, pero bueno, no la comí con arroz porque ya me dijo mi mujer que no se pueden juntar”.

 “¿Y de dónde lo sacó?”, fue mi pregunta. “Bueno, ella me dijo que usted lo dice todo el tiempo, ¿no?”, me respondió.

Entonces, ese es un mito bastante común: “No se puede mezclar la carne con cereales”. Si yo como carne por un lado, no lo puedo mezclar con cereales, o no lo puedo mezclar con legumbres, o no lo puedo mezclar con otra cosa. La realidad es que la carne se puede mezclar.

Es que cualquier alimento se puede mezclar con cualquier otro, si están dentro de los alimentos que usted come habitualmente. Hay gente que es vegetariana, vegana, bueno no, no tiene por qué comer carne. Pero si es una persona que es omnívora, o sea que come de todo, se puede combinar absolutamente cualquier cosa con cualquier otra.

El cuerpo no tiene una diferenciación, porque después los nutrientes adentro del cuerpo se combinan de la manera que el cuerpo los necesita.

Por eso yo recuerdo una frase que escuché por ahí de alguien que decía: “La verdad que no me dan miedo las nuevas ideas, lo que me dan mucho miedo son las ideas viejas que aún se mantienen”.

Otro mito, que se lo nombré hace algún tiempo pero que también es importante recordar, es el que asegura que “lo difícil es adelgazar”, pero que una vez que llegó al peso, es fácil mantenerse. En realidad, este es un mito absoluto porque adelgazar suele ser más fácil para la mayoría de las personas.

Además, uno tiene el estímulo de que va bajando, le entra una ropa con la que uno se siente estéticamente mejor, está más liviano, la gente lo pondera a uno, le dice “qué bien que estás que estás adelgazando”. Son todas cosas que producen entusiasmo.

Cuando uno llega al peso, los aplausos se acaban y se ponen en marcha los mecanismos que hay biológicos que lo tienen a uno programado para mantener la cantidad máxima de grasa a la que llegó en su vida.

O sea, el cuerpo está programado para volver al peso anterior. Entonces, realmente, cuando una persona llega a su peso, ahí es cuando empieza el verdadero tratamiento del exceso de peso. El 0,1 por ciento del problema es adelgazar, el otro 99,9 por ciento es mantenerse en su peso.

Incluso, un secreto para bajar de peso y no volver a engordar es volverse pacifista y firmar la paz con el cuerpo y la comida. Es difícil, pero no imposible. Es que una persona con kilos de más muchas veces puede parecer un niño encaprichado, incapaz de renunciar a algo que le gusta.

Es más, cuando alguien tiene sobrepeso parece que carece de fuerza de voluntad. Es que se muestra sin voluntad para “cerrar la boca” o “suspender los postres”; o bien, un experto en acomodar la realidad a su propia conveniencia

Una persona con sobrepeso es también una persona angustiada, desvalorizada ante sí misma y la mirada de los que están en forma. Es alguien que vive con una dolorosa sensación de que no puede dominar su conducta y sus pensamientos, que se siente superado por su relación con la comida, que se infiltra y desgasta casi todas las áreas de su vida.

Lo cierto es que, en cualquier caso, el cambio definitivo es posible. Y aunque muchos se pregunten cómo lograrlo, el cuerpo es muy sabio. A partir de la neuroplasticidad, esa capacidad infinita y creadora del cerebro que permite poner en práctica esquemas mentales nuevos. De esta manera, todos pueden reemplazar viejos hábitos perjudiciales por otros saludables, que les permitan disfrutar de una mejor calidad de vida.

Yo tenía un cartel, lo tuve muchos años, porque era lo que decían de alguna manera muchos pacientes. “He abandonado la búsqueda de la verdad y estoy a la pesca de una buena fantasía”.

ALBERTO CORMILLOT

El doctor Alberto Cormillot es un reconocido médico argentino especialista en obesidad, educador para la salud, escritor y conferencista. Fundó y dirige la Clínica de Nutrición y Salud que lleva su nombre, Dieta Club, la Fundación ALCO (Anónimos Luchadores Contra la Obesidad) y el Instituto Argentino de Nutrición, desde donde asesora a industrias para la elaboración de productos dietéticos y saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.